Walter’s, toda una tradición junto al mar

Han pasado 41 años junto al mar de Reta y sigue siendo un ícono de la playa. Se trata de Walter’s, que de aquel pequeño galponcito de chapas, al que se podía acceder atravesando el médano, el tiempo lo fue convirtiendo en lo que se denominó balneario por muchos años y que las nuevas tendencias lo llevaron a parador, tal como en la actualidad se los conoce.

Pero más allá de eso, para la familia Pereyra-Piaquadío sólo ha pasado el tiempo, se fue agrandando la familia y la generación siguiente lleva el lugar en la sangre y la continuidad es un hecho, mientras el último en llegar también hace sus primeros juegos en la arena como para que la tradición no se pierda.

Mucha arena ha pasado por el lugar, temporales y contratiempos, pero Walter’s acumula más de rica historia y un buen presente que aquellos vaivenes por los que tuvo que atravesar, como resultado de una atención siempre dispuesta a que el turista se sienta de lo mejor y vuelva.
De ahí que los clientes se fueron convirtiendo en amigos, y las visitas de quienes alguna vez estuvieron de chicos junto a sus padres retornaran para revivir aquellos momentos a ese mismo lugar, el que fue balneario, el que hoy es parador y mañana vaya a saber cómo se denominará, pero allí seguirá estando alguien de la familia Pereyra para darle continuidad a una tradición bien retense.
Por estos días, el parador es objeto de distintas mejoras, ya que poco antes de iniciado el verano le fue confirmado a sus propietarios la adjudicación de una nueva concesión, lo que implica seguir mejorando en estructura y servicios, algo a lo que la familia a su cargo no le escapa ni mucho menos.
Se puede decir entonces que es el inicio de una nueva etapa para Walter’s, un desafío como tantos otros que han sabido sobrellevar con éxito durante este poco más de cuatro décadas, y en la playa de Reta la bandera del parador sigue flameando muy alto.
Fuente: La Voz del Pueblo