“Es un mazazo” para Reta reubicar el camping

Jorge Varela, junto a Mariana De Leo, llevó adelante la concesión del camping Martín Reta, de la misma localidad balnearia, durante los últimos 20 años. 

Después de que hace una semana recibieran una breve nota firmada por el director de Turismo, Juan Moizzi, informando que deben abandonar el predio que finalmente será reubicado en una zona sin servicios para dar lugar a otro proyecto hicieron pública la situación, y también dieron intervención al Concejo Deliberante.
“Desde marzo sabíamos que estaba la idea, pero la certeza llega hace una semana con la notificación que me manda la Dirección de Turismo”, le dijo ayer Varela a LA VOZ DEL PUEBLO.
“Es tremendo” 
Dijo además que trabajaron “con muchas ganas y fuerza durante 20 años, y fuimos cuatro, cinco familias viviendo del ingreso de ese camping”. Incluso contó que antes que llegase la nota firmada por Moizzi, intentaron acceder a una extensión del acuerdo o a una relicitación que les permita seguir trabajando allí mismo a sus empleados, porque él y su esposa admiten estar concluyendo su experiencia.
“Pero cambiar así de lugar, la radicación del camping, es un mazazo para Reta, es tremendo”, afirmó.
“Nos corrieron el arco” 
Varela deslizó además varias definiciones sobre la forma en que se producen los hechos que finalmente terminarían impactando negativamente en la localidad, desde el punto de vista turístico.
 “No estamos atrincherados, pero habíamos hecho un reclamo que considerábamos justo, ofreciendo la posibilidad de una transición ordenada y bregando por su continuidad donde estuvo siempre. Pero nos corrieron el arco. Y a otro lugar no la llevás, a la clientela que tenemos la pierde Reta. Al Pinar no la llevás ni a palos”, afirmó.
 
“Otro interesado” 
Varela y De Leo –por estos días en Entre Ríos- contaron a este diario que decidieron “abrir el paraguas” antes que concluya en junio la concesión. Ya el año pasado el ex director de Turismo, Pablo Ledesma, junto al ex secretario de Producción, Juan José Etcheto, les habían dejado trascender la necesidad “de dar un salto de calidad con el camping, idea con la que estábamos de acuerdo”, dijo él entendiendo que en dos décadas se brindó una buena calidad de servicio.
 De todas maneras observó que cuando presentaron su propuesta, para que sean contemplados sus empleados por una o dos temporadas, les respondieron que “había otra oferta, otro interesado y que probablemente se erradicara el camping de ahí. Eso fue en marzo. Y nos avisó Moizzi”, dijo.
“Costó 20 años”
 Es por eso que hoy lamentan entender que “se desmantelará” un trabajo que costó 20 años, y que está trabajando “a full”. Al respecto de su clientela, el hecho que trascendiera la noticia de la reubicación del camping, generó una intensa intervención en las redes sociales en contra de la decisión que está llevando adelante el gobierno municipal de Tres Arroyos.
En este contexto de la charla, Varela, recordó el gesto que tuvo con su proyecto el ex intendente Carlos Aprile, quien le gestionó la pesificación de un contrato hecho en dólares, en tiempos dramáticamente difíciles como el actual. Dijo que fue “el único intendente” que les dio “una mano”, aunque en todo este tiempo no han molestado a “nadie”.
 
Los afectados 
En defensa de lo hecho, Varela, remarcó que “el camping no termina en el negocio nuestro, el Martín Reta son las personas, familias que se han formado y alimentado a su alrededor, los turistas que han tenido hijos ahí, fue el lugar que otros eligieron como luna de miel. Pero será un impacto económico pésimo para la localidad su reubicación”.
Como ejemplo citó que entre quienes van a sentir el impacto económico se encuentra en primer lugar el parador Rako´s, que está muy próximo. “Con 300 personas menos poblando el camping, va a ser el primer afectado, y segundo, los negocios que van hacia el centro que han vivido mucho de la gente que va al camping”.
Lejos
 En cuanto a las razones por las que considera negativa la reubicación, en un sector lindante al camping El Pinar, enumeró que “está lejísimo del pueblo, sin servicios, sin luz, la calle fue abierta medio a los ponchazos, y hay mucha gente que no tiene vehículo y se maneja en micro, porque tenemos la gran ventaja de contar con una línea de Buenos Aires directa”.
Sin licitación
 Asimismo Varela no dejó pasar por alto que en 2010 “de manera inconsulta y por contratación directa, sin licitación” se abrió El Pinar.
Mencionó además que su instalación fue hecha sin que se hiciera “un estudio de factibilidad” que por ejemplo considerara si era necesario introducir otro camping, que en este caso por no tener servicios debió trabajar con una tarifa menor.
400 hectáreas disponibles 
Ahora mientras crecen las dudas respecto a qué tipo de proyecto -el gobierno municipal- quiere radicar en ese predio cedido como legado por Martín Reta para paseos públicos, también asoma un dato no menor y que lo entrega Varela en esta nota.
Contó que El Pinar se fijó sobre tierras que supuestamente el municipio “recuperó en 2008/9 para el pueblo”, a partir de la detección de una mensura fallida hecha por la Provincia y que dejó disponibles el uso de unas 400 hectáreas. El dato requiere que las autoridades expliquen en qué piensan utilizar esas tierras, como también el sector que quedará disponible una vez que el Camping Reta intente ser reubicado cerca de El Pinar, donde hoy por ejemplo no llega la luz.
FUENTE; La Voz del Pueblo