El encanto de las aves en Reta

Nuestro Patrimonio Natural

Ingeniero Fores, cuál fue su reacción cuando tuvo la certeza de que estaba frente a una albufera y que la misma no estaba reconocida como tal?.

I.F.F. Mi reacción fue desde alegría al inicio y muy positivo en lo personal, por el desafío que significaba la incursión en algo desconocido , mezclado con mucha ignorancia y contradicciones personales …ello me condujo hasta el abandono del tema por casi una década, las dificultades al momento de la búsqueda de datos para estudios e investigaciones, o porque las mismas reflexiones y dudas que aparecían, no estimulaban el esfuerzo que hacía, además por los requerimientos de tiempo y mayor dedicación que mis propias actividades ocupacionales, funciones y responsabilidades me demandaban, confrontados con la ausencia de interés generalizada e indiferencias existente en el sector público hasta aproximadamente 1986/ 88, compartidos por vecinos residentes, visitantes, turistas y especialistas, porque no había conciencia e interés por la conservación y cuidado de la ecología que por entonces era poco conocida… hasta la Intendencia de Jorge Foulkes en que hubo un cambio de actitud…
A partir de 1990 hay como un despertar efectivo del concepto de la protección y defensa de la naturaleza, de la conservación, de la ecología, de los recursos naturales renovables y no renovables y en el País comenzaba a dictarse legislaciones concordantes, entonces retomé el tema, comencé a detectar un mayor interés, aprecié que venían mejores condiciones y ya tenía casi la certeza de que estaba ante una singularidad topográfica-geológica- hidrológica bien identificada y definida como una ALBUFERA y que había sido mucha ingenuidad mía, haber pretendido que al tema, desde la ignorancia misma del nombre, se le prestara más atención, y que por el tiempo transcurrido ya no era desconocido el tema, sino un poco incomprendido, nada más, y desde luego menos importante porque el TURISMO no era prioritario y recién comenzaba a aceptarse el concepto de industria sin chimeneas con se identificaba dicha actividad. La Gente ya escuchaba ahora el tema de la Albufera, tenía más conciencia y no rechazaba y hasta le interesaba. Comprendí que el momento había llegado y era posible tener éxito en el reconocimiento de la Micro ALBUFERA por la Municipalidad de Tres Arroyos…
Además ya se estaban cumpliendo los plazos de concientización y maduración del tema, sabía de los tiempos necesarios – de casi medio siglo en nuestro País – para los grandes temas como los de los aprovechamientos hídricos de la Mesopotamia del Ing. Santos Rosell, de Yacyreta-Apipé de los Ingenieros Mermoz y Gamberales, de Salto Grande, del Puente Chaco-Corrientes, del Túnel Subfluvial de Paraná-Santa Fe, del Puente Viaducto de Zárate- Brazo Largo, del Chocón- Cerro Colorado… entonces, ¿cómo no iba a suceder lo mismo con este “temita”? y recordé entonces que era muy normal las demoras e incomprensiones, que yo no debía desesperar por apenas 20 años transcurridos para concientizar lo de la Micro Albufera… así que emprendí nuevamente la tarea de averiguar y conseguí conocer la gente y la ruta apropiada para materializar la aprobación del Parque de Reserva Natural Ecológico de la Micro Albufera del Balneario de RETA.
Fuente: Museo y Fototeca de Reta