Grandes shows y numeroso público en la Fiesta del Trigo

Fiesta del Trigo

Foto: La Nueva

Con el esperado recital del folklorista salteño Jorge Rojas, que se preveía anoche al cierre de esta edición, concluyó ayer en Tres Arroyos la 48ª Fiesta Provincial del Trigo, una edición que contó con la presencia de grandísimos expositores de la música sobre el escenario Juan Pesalaccia y el acompañamiento de numeroso público de esta ciudad y una amplia región.

En horas de la tarde, antes del discurso oficial y del desfile institucional, se concretó la visita del ministro de Agroindustria bonaerense Leonardo Sarquis, quien en su breve paso por la ciudad, dio a conocer oficialmente datos alentadores para la producción triguera, como el incremento del 23% de la superficie sembrada interanual y la posibilidad concreta de producir en la provincia de Buenos Aires el 65% de la producción nacional.

“La gente siempre puso el hombro y empezamos a cambiar la ecuación de rotación de cultivos cerealeros”, comentó el funcionario provincial, quien estuvo acompañado por el intendente Carlos Sánchez y el jefe de Gabinete del ministerio, Jorge Srodek.

Durante la inauguración se entregó la distinción Espiga de Oro a la Cooperativa Agraria, reconocimiento que fue recibido por el presidente de su Consejo de Administración, Pablo Vasollo. Después llegó el discurso de Sánchez, quien destacó el desarrollo de los procesos productivos que se dan en Tres Arroyos, aunque antes lamentó la presencia de quienes “ponen palos en la rueda” para bloquear esos proyectos.

El jefe comunal, quien dejó inaugurado el desfile de carrozas y maquinarias, que fue acompañado por una multitud que aprovechó la agradable tarde de sol para observar el paso de los distintos representantes institucionales y productivos del distrito, manifestó que las críticas son necesarias aunque “no es tirando piedras como se construye una pared”.

“Debemos proyectar, hacer y trabajar: son tres pasiones que han marcado el destino de nuestro distrito y nos han permitido un desarrollo armónico de nuestras potencialidades -expresó-. El desarrollo de la actividad agroindustrial local permitió la generación de puestos de trabajo y la radicación de un centro universitario, un polo de formación profesional que frenó el éxodo de jóvenes”.

“Esta fiesta es cada año más importante, y de mayor trascendencia. El campo vive hoy tiempos de esperanza, con mejores condiciones para producir. Nuestro productor agropecuario es un emprendedor y,desde su mano, nuestro país seguirá creciendo”, concluyó.

FUENTE: Agencia Tres Arroyos / laregion@lanueva.com