Nuevo acercamiento entre el municipio y los guardavidas

Fuente: La Voz del Pueblo

Representantes del municipio y de los guardavidas llevaron adelante ayer la segunda reunión del verano con el fin de darle continuidad al primer encuentro desarrollado el pasado sábado, tendiente a destrabar el conflicto subsistente. En ese marco, se reivindicó lo acordado en aquella oportunidad y hubo registro de promesas de diálogo entre las partes para luego del actual período estival, lo cual entierra cualquier posibilidad de que en esta temporada renazcan las diferencias entre la comuna y los trabajadores de la playa.

En esta oportunidad, y con otros actores, se acordó que dos de los puntos reclamados por los rescatistas, como son el incremento de la tarea riesgosa y solicitar la jornada laboral de seis horas diarias por guardavida, aspectos que marca la ley, sean abordados a partir de abril. Y desde allí, consensuar posiciones para que esos ítems queden aceitados con vistas a la próxima temporada para lograr que en ese entonces no se registren los choques de posturas que se dieron durante el mes que finalizó ayer.

En esta ocasión, en representación de la comuna, estuvieron el secretario de Desarrollo Económico, Juan José Etcheto, y el director de Turismo, Pablo Ledesma. En tanto, por el sector de los guardavidas no concurrieron los jefes de los cuerpos de las tres playas, tal como había sucedido en el primer encuentro. La Asociación de Guardavidas, en este caso, fue la pata que en la reunión representó a los trabajadores de la playa. David Mariucci y Sergio Pescader fueron los actores que personificaron a la entidad gremial.

El encuentro, desarrollado en oficinas del Organismo Descentralizado Claromecó y con la presencia de su director, Carlos Avila, duró poco más de media hora, período en el que primaron los buenos términos.

 

Muy positivo

Tras la reunión, Etcheto se mostró más que satisfecho con el desarrollo del encuentro. “Los guardavidas reclamaban cuatro puntos, entre ellos, un aumento del salario. Pero lamentablemente, sus sueldos, como los del resto de los empleados municipales, van atados a las diferentes categorías. Ellos tienen los incrementos que se van pactando a lo largo del año. No es que están atrasados con respecto al resto, sino que van acompañando ese crecimiento”, indicó.

El funcionario dejó en claro que el aumento salarial y la suba en el porcentaje por tarea riesgosa (la ley dice que debe pagarse el 50 por ciento del básico y el municipio abona el 10) son puntos que “no se pueden contemplar en esta oportunidad porque entendemos que no corresponde”.

Entre sus apreciaciones, reafirmó lo que ya se había hablado entre las partes en la reunión desarrollada el pasado sábado. “Sí se ha hecho caso a un pedido de las horas extras del sábado, que pasarán a ser del 100 por ciento. Eso se comenzará a pagar a partir de enero. Además, se acordó incorporar el 10 por ciento de tarea riesgosa en el pago de las horas extras, algo que hasta ahora no se hacía”.

“Entendemos que fue una reunión más que positiva. Vamos a tratar de seguir trabajando como hasta ahora y con la tranquilidad necesaria para que ellos -los guardavidas- puedan seguir cumpliendo sus funciones y nosotros la nuestra”, indicó Etcheto.

 

A medias

Por su parte David Mariucci, de la Asociación de Guardavidas de Tres Arroyos, se mostró conforme con el saldo del encuentro, pero a medias, aunque le dio especial valor a los avances que se produjeron en los últimos días en torno a lo reclamos de la entidad que integra.

“Se llegó a un compromiso real para que a partir de abril se trate el incremento del porcentaje de tarea riesgosa. En eso estamos muy atrasados, ya que nos dan un 10 por ciento cuando corresponde el 50”. Y agregó que “se reconocerá que se pague el 100 por ciento de tarea riesgosa en las horas extras de los sábados”.

En tanto, el dirigente gremial indicó que “tuvimos también el compromiso real de Juan José Etcheto para que antes que finalice esta temporada se cuente con el refugio para los guardavidas que cumplen funciones en la bajada de la calle 30”.

Posteriormente, sostuvo: “Se puede decir que estamos satisfechos, a medias. Hubo un acercamiento y las dos partes acordamos que no sea necesario tener que llegar el año que viene a hacer un reclamo fuerte como el que hubo este verano. Y que las cosas se consensúen antes de la temporada”.

 

Fuente: La Voz del Pueblo