Se suspende la extracción de Las Patas

Fuente: RCC979

Tras una prolongada reunión, donde no faltaron las discusiones subidas de tono, se determinó suspender los trabajos de extracción de las huellas humanas y de megafauna en la piedra del Caracolero, conocida como Las Patas. La Sociedad de Fomento de Claromecó convocó a una reunión al doctor Carlos Azcuy, el investigador que dirige científicamente el yacimiento desde su descubrimiento, quien estuvo acompañado del doctor y concejal Eduardo Giordano y de su esposa.

Además de los fomentistas, estuvieron presentes el director del Organismo Descentralizado Carlos Ávila, representantes del Colegio de Arquitectos como José Duca y Horacio Caletti, la abogada ambientalista Vera García, el guardafauanas e integrante del Museo Regional Claromecó Aníbal Paz Juan Gasverde, y las investigadoras del CONICET Paula Taraborelli y Analía Belaus (estas investigadoras estuvieron días pasados en la RCC, donde compartieron por primera vez con el público un estudio realizado en la costa atlántica del Partido de Tres Arroyos, del que se desprende un pedido para que existan sitios preservados y reservados, lugares prístinos que no tengan desarrollo alguno).

Durante el transcurso de la reunión, el doctor Azcuy brindó precisiones sobre los últimos avances de la investigación en Las Patas del Caracolero. Reveló que hace un mes, la prestigiosa revista estdounidense Nature habló por primera vez de sitios arqueoloógicos de 100.000 años de datación en California, lo cual cambia el paradigma que siempre se tuvo en cuanto al poblamiento del continente americano, ya que siempre se sostuvo que se hablaba de una antigüedad ceracana a los 30.000 años. También dijo que en forma reciente se efectuaron nuevas dataciones en Las Patas, con sistemas modernos que no son de carbono 14, y que las mismas arrojaron una antigüedad de entre 76. y 93000 años. Esto coincide con la nueva teoría esgrimida en EEUU, por lo que Azcuy ha preparado un paper en inglès para darlo a conocer a la comunidad científica internacional. Según el investigador esta novedad “cambia la forma de entender el poblamiento de América Latina”, y además puede significar que “Claromecó sea el primer sitio comprobado donde el hombre puso un pie en Latinoamérica”. Es decir, novedades de trascendental importancia en cuanto al sitio descubierto en 2007 por el odontólogo Juan Carlos Abruñeiras.

Azcuy defendió enfáticamente la idea de trasladar los restos hacia la sede del Museo de Claromecó, postura compartida por su esposa y Giordano. Los fomentistas y gran parte de los invitados a la reunión le pidieron explicaciones, al tiempo que le manifestaron el desacuerdo reinante en la mayoría de la población, que así lo ha hecho saber por las redes sociales. Se debatió mucho sobre los permisos necesarios para excavar las piedras y quitarlas. Azcuy expresó que tiene el aval de autoridades provinciales competentes en la materia, y que los exhibirá oportunamente. Carlos Ávila por su parte mencionó una comunicación que giró al Concejo Deliberante, a pedido del investigador y su equipo.

Se dieron ejemplos de una y otra postura. Los fomentistas indicaron que La Cueva de Las Manos no fue quitada, por el contrario, la gente la visita en el lugar mismo. Azcuy expresó que los dinosaurios son exhibidos en los museos y no en los sitios arqueológicos en que fueron encontrados. El investigador también sostuvo que la piedra tiene grietas y que peligra por acción de las mareas y del cambio climático, cosa que antes no existía. Le replicaron que si la roca está agrietada, no es una buena idea poner a trabajar un martillo neumático como se hizo.

Tras un largo debate, por momentos ríspido, se determinó suspender las tareas de remoción de Las Patas, y labrar un acta. Se aguardará que lleguen los permisos de la autoridad competente, y se pedirá opinión a otros científicos e investigadores.

No hay permiso.
Según publica el diario La Voz del Pueblo en su edición dominical, el permiso para extraer la piedra de Las Patas aún no fue remitido. En cambio sostiene que el doctor Azcuy es efectivamente el investigador autorizado para proseguir con los trabajos en el yacimiento hasta el año 2019.

Se transcribe a continuación el artículo publicado por el diario:

El director provincial de Museos y Preservación Patrimonial de la Provincia, Ricardo López Gottig, conversó con LA VOZ DEL PUEBLO sobre el tema del yacimiento conocido con el nombre de Las Patas que se encuentra a 12 kilómetros de Claromecó, en la zona de El Caracolero. El funcionario provincial es quien debe autorizar el traslado de la roca en la que se encuentran las huellas, que tienen importancia paleontológica y podrían contar con mucha antigüedad (una de las posturas científicas plantea que son 29.000 años). Hasta el momento no se ha firmado dicha autorización, por lo que la extracción se está llevando a cabo sin el permiso del ente correspondiente.
Además y tal como lo manifestó López Gottig, el propio Concejo Deliberante expresó mediante una resolución el interés por el traslado de la pieza al Museo Regional Aníbal Paz.
Explicó que “el pedido llegó con todos los avales, el de la formación científica del paleontólogo y el del Concejo Deliberante local, pero antes de aprobarlo o rechazarlo, indiqué al Centro de Registro de Paleontología y Arqueología que hay que analizar la situación in situ y que quiero conocer las diferentes posturas científicas”.
También respondió ante la pregunta de LAVOZ DEL PUEBLO que “al momento de tomar una decisión escucharé todas las voces, también de los organismos que se quieran manifestar en este sentido, siempre en pos de preservar la pieza”.

Fuente: RCC Radio Comunidad Claromecó