El saladero de Reta y una historia de heroísmo

Saladero de pescados en Balneario Reta

Pencas de cazones secándose al sol. Foto del libro “Un lugar llamado Reta” de Isabel Codonio

 

Sabías  que en la década de 1940/50/60, existió en Reta un saladero bastante importante que perteneció a la familia Arico, la cual tenia varias lanchas destinadas a la pesca industrial del cazón y su posterior salado en Reta, para ser vendido en otras localidades?.

Una vez obtenidos los cazones, estos eran pelados y colocados en piletas con sal para el proceso de salado, y durante el día se los sacaba al sol. Había buena pesca y era una actividad mu productiva, generaba empleo para los pescadores y el personal que trabajaba en el lugar, que era mucho.  La actividad en el saladero se desarrollaba desde fines de agosto hasta noviembre. Y era una actividad que no se realizaba en la zona. Se puede decir que fue la única industria que tuvo Reta.

Por aquellos años llegaron a Reta dos primos españoles llamados José Ramón Méndez y José Viana. Estos primos fueron empleados de unas de las lanchas dedicadas a la pesca que contaba con un patrón de la lancha y varios marineros y pertenecía a la firma El Faro y el nombre de la embarcación “ALFARO I”.
El “Alfaro I” se encontraba en el mar cuando se desató una fuerte tormenta, en la lancha se encontraban pescando ambos primos.
La embarcación comenzó a zozobrar teniendo que tirarse al mar el patrón y sus marineros para poder salvar sus vidas (la embarcación no se hundió). Dos de ellos José Ramón Méndez y el patrón del barco lo logran llegando a la costa exhaustos. Ramón al ver que su primo no se encontraba en la playa y solicitaba socorro desde la embarcación, y sabiendo que éste no savia nadar, toma la decisión de volver a entrar a nado en su ayuda. Logra llegar nuevamente al barco encontrándolo muerto, y, al emprender nuevamente a nado su salvación, no lo puduede lograr perdiendo así su vida en el mar.
En la actualidad en la calle que lleva su nombre Ramón Méndez y Estella Maris se encuentra un monolito con una placa recordatoria de la valentía de este hombre por salvar a su amigo.

Dicho establecimiento se encuentra en la actualidad semi abandonado (sus depósitos) y esta atrás de la Antigua Colonia  de vacaciones “Mitre”  que perteneció al obispado de Morón (actualmente en ese predio hay departamentos en alquiler), en las zonas de quinta.

Agradecemos por la nota a Marcial García.

Fuente también consultada: Un Lugar llamado Reta de Isabel Codonio